jueves, 26 de marzo de 2015

"Flipped Classroom" o "La clase al revés": ¿Qué es y cómo llevarla a cabo?

Últimamente se habla mucho del término Flipped classroom o La clase al revés”. Algunos compañeros me han pedido que explique en qué consiste y cómo se puede llevar a cabo esta nueva metodología en el aula. Intentaré ser lo más práctico posible.

Flipped classroom es un nuevo modelo metodológico que tiene como finalidad transformar el modelo tradicional donde el docente imparte una clase magistral en el aula y los alumnos realizan las actividades en casa por otro donde los alumnos acceden a los contenidos en casa y realizan las tareas en el aula.


La clase al revés se basa en dos principios básicos:
  • El contenido al que acceden los alumnos en su casa debe ser sobre todo audiovisual y a través de la web.
  • Las tareas son lo realmente importante, por eso es fundamental que se realicen en el aula con la orientación de un docente.



Las ventajas más significativas que señalan los defensores de este modelo son:
  • La optimización del tiempo en clase.
  • El respeto al ritmo individual de aprendizaje, ya que los contenidos están visibles para el alumno en todo momento a través de la web.


Pero, ¿cómo podemos llevar a cabo una clase invertida o Flipped classroom en nuestras aulas?
Aunque existen diferentes formas dependiendo de la edad del alumnado y las plataformas que utilicemos, existen algunos procesos básicos.

1. Crear el contenido audiovisual. El flipped classroom” basa su metodología en el contenido audiovisual. Por eso, el primer paso es elaborar el contenido que queremos enseñar y tratarlo de manera audiovisual. Es decir; debemos grabarnos dando la clase o realizar una grabación de pantalla con nuestro audio.  La duración no debe ser excesiva, sobre unos 10 minutos aproximadamente. Una vez elaborado el vídeo, deberemos subirlo a una plataforma de visionado. La más utilizada es, por lo general, nuestro canal de youtube.
2. Crear un entorno de aprendizaje. Para que los alumnos visionen el vídeo y nosotros tengamos constancia de ello, debemos crear un entorno de aprendizaje. El más utilizado es Moodle, una plataforma gratuíta y muy completa, pero también podemos hacerlo a través de las herramientas que nos ofrece Google: formularios, tests, rúbricas, etc.
3. Resolución de dudas. Tras el visionado del vídeo por parte del alumno y antes de comenzar con las tareas en el aula, debemos resolver las dudas. Si es necesario, se puede visionar el vídeo de manera conjunta en el aula.
4. Realización de tareas. Una vez aclaradas las dudas en el aula, los alumnos deberán realizar las tareas de aprendizaje. Se entiende que estas tareas deben ser dinámicas, motivadoras, de carácter cooperativo, en las que se propicie la investigación y el análisis. Para ello, los alumnos deberán contar con las herramientas necesarias (ordenadores de consulta, libros digitales, etc.).

En el siguiente enlace podéis acceder a interesantes contenidos relacionados con Flipped classroom

Para la edición de vídeo, existen infinidad de programas gratuitos. Si no queréis complicaros, podéis utilizar el MovieMaker que viene por defecto en nuestro ordenador.









Para la grabación de captura de pantalla, dos de los más sencillos de utilizar son:





No hay comentarios:

Publicar un comentario